23/05/2017

Conclusiones del Barómetro Europeo de Viajes de Empresa 2017

Compartir |


 La inversión de las empresas españolas en viajes corporativos crecerá un 2,7% este año respecto a 2016, de acuerdo a las conclusiones del Barómetro Europeo de Viajes de Empresa 2017, de American Express Global Business Travel, un estudio en el que han participado casi 1.000 empresas.


Los resultados del Barómetro, bajo el punto de vista de los profesionales encuestados procedentes de diferentes áreas –gestores de viajes de empresa, finanzas, compras, recursos humanos y otros- apuntan a que el gasto en business travel por parte de las compañías europeas aumentará este año un 2,5% (media europea) respecto a 2016, dos décimas por debajo del crecimiento previsto en España.

Este estudio ha sido presentado en nuestro país en el marco de la cuarta edición de Supplier Day Spain, un evento organizado por American Express Global Business Travel España y en el que se dan cita a principales proveedores de la industria de viajes, empresas y gran parte del equipo interno de la agencia de viajes para impulsar las vías de colaboración y estrechar lazos entre estos tres públicos. Luis Dupuy de Lôme, director general de la compañía, fue el encargado de desgranar las principales conclusiones extraídas de este Barómetro.

Otro dato alentador que muestra el estudio apunta al cambio paulatino en la percepción del business travel por parte de las compañías europeas, pues casi la mitad señalan que el viaje de negocios es considerado una inversión y una palanca de crecimiento para las empresas en lugar de un coste necesario, frente al 24% que así lo creía el pasado año. Esta tendencia se consolida de forma muy sólida en Reino Unido (donde un 76% de los participantes creen que el business travel es una inversión para la compañía) y Alemania (donde lo cree un 54% de los encuestados).

Respecto a esta conclusión, Luis Dupuy de Lôme señala que “el hecho de que el business travel deje de ser visto como un coste y pase a ser percibido como una inversión entre las empresas supone situar el viaje de negocios en una posición estratégica clave para el crecimiento y para el cumplimiento de objetivos de las compañías”.

En cuanto a un posible impacto del Brexit, las empresas europeas se muestran optimistas, pues un 79% de las compañías participantes en el estudio considera que esta cuestión no les afectará en cuanto a viajes de empresa se refiere. Asimismo, un 73% cree que el Brexit no tendrá impacto en el mercado doméstico de business travel, mientras que un 67% considera que no impactará en los viajes de empresa a nivel europeo.

Por su parte, y en cuanto al uso regular de proveedores de economía colaborativa, un 21% de los participantes afirma que harán uso de este tipo de proveedores en un plazo de 1-2 años, un porcentaje que ha disminuido respecto al dato del pasado año, cuando se situaba en un 30%.

Seguridad, satisfacción del viajero y control de costes
Otro punto que ha centrado parte de la presentación de los resultados de este Barómetro han sido las prioridades en la gestión de viajes corporativos para las compañías europeas.

Seguridad: La seguridad del viajero se perfila, al igual que el pasado año, como la principal prioridad para las empresas europeas. Un 64% de las compañías participantes hacen uso de tecnología para la localización del viajero en caso de emergencia (5 puntos porcentuales por encima del dato del pasado año). La capacidad de comunicación con el viajero ante una emergencia, la capacidad de repatriación, la localización, la información pre-viaje sobre repatriación y el asesoramiento en destinos de riesgo se perfilan como las principales palancas en políticas de seguridad para las empresas en Europa.

Satisfacción del viajero: Según los resultados del Barómetro, la preocupación de las compañías por la satisfacción de sus viajeros aumenta y se mantiene en el top 5 entre las prioridades en política de viajes. Así, según el estudio, este año un 57% de las empresas europeas miden la satisfacción de sus viajeros frente a un 49% del año anterior. Además, en el caso específico de España, un 51% de las empresas encuestadas confirman que tienen en cuenta la satisfacción de cara a mejoras en su programa de viajes.

En este sentido, Luis Dupuy de Lôme, director general de American Express Global Business Travel España, señala que “los travel managers son cada vez más conscientes de que la adopción de herramientas y procesos que afectan de forma directa a la experiencia de viaje, tales como la incorporación de tecnología móvil, poseen un impacto positivo sobre la satisfacción del viajero y su productividad”.

Control de costes: A pesar de haber ocupado el puesto número 1 durante años, el control de costes descendió el pasado año a la segunda posición y este año ocupa el tercer puesto entre las prioridades de las compañías a la hora de gestionar sus viajes corporativos. Para perseguir esta optimización de costes, más de la mitad de los participantes coincide en que los esfuerzos se están centrando cada vez más en la implementación de herramientas digitales, en la anticipación de compra, en el uso de tarifas corporativas y en la reserva online.