El teletrabajo, la tendencia en época de coronavirus

Coronavirus: un experimento de teletrabajo a escala mundial

En breves palabras, esta tendencia de teletrabajo que se ha incrementado durante este coronavirus, generaría: productividad, agilidad, recursividad, conciencia sobre el impacto negativo contra el medio ambiente en el rodamiento hacia el trabajo…

Y muchas más razones por las cuales alguien tomaría la decisión de trabajar desde casa al menos unos días por semana. Pero esta vez no es cuestión de elección: para muchos trabajadores, el coronavirus (COVID-19, para ser más precisos) impuso el teletrabajo de forma obligatoria.

Para algunos países es un experimento esta metodología laboral que es la tendencia mundial de la actualidad, pero, para aquellas personas que al mismo tiempo tienen que ocuparse de sus hogares (hijos que están aplicando el tele-estudio, quehaceres domésticos, mascotas, etc.) ¿Qué tan beneficioso puede ser este “experimento”?

En primer lugar, a pesar de que da mayor flexibilidad en los horarios, el teletrabajo hace más difícil definir desde qué hora y hasta qué hora se trabaja, pudiendo tener efectos negativos en la salud mental y física. 

En segundo lugar, pese a que el teletrabajo puede considerarse una herramienta que tiene efectos positivos en el balance entre la vida personal y la vida profesional, también puede terminar teniendo justamente el efecto opuesto si se borran las fronteras entre estos dos ámbitos (teniendo en cuenta que, como está más arriba, en esta oportunidad las personas están teletrabajando y al mismo tiempo con sus quehaceres domésticos).

En cuanto a productividad, los efectos del teletrabajo dependerán de factores como la agilidad de los sistemas de información y la comunicación entre la empresa y el trabajador.

Independiente de los perjuicios y / o beneficios que implique el teletrabajo, en este momento es la tendencia y el sistema que están adaptando e imponiendo múltiples empresas aún en países en los que sea novedad este tema.

Un aspecto para tener en cuenta con el tema del teletrabajo

Por medio de la publicación “Directrices para las fuerzas del orden ante la pandemia del COVID-19”, la Interpol dio a conocer que los ciberdelincuentes estarían aprovechándose de las personas que se encuentran desarrollando el teletrabajo.

En el informe se precisa que ha habido un incremento en los ataques por esta modalidad de trabajo usando la pandemia de coronavirus para aprovecharse de personas y compañías, como por ejemplo los sistemas hospitalarios, que son víctimas de secuestro de datos.

La vida antes y después del coronavirus no va a ser la misma. Una de las grandes lecciones que nos dejará esta experiencia es que muchas personas pueden trabajar de forma remota sin problema con la tecnología existente y sin duda marcará cómo será el teletrabajo en el futuro laboral.

Si este “experimento” mundial se implementa de manera efectiva, se demostrará por qué el teletrabajo puede ser una herramienta muy valiosa tanto para la empresa como para el trabajador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *