06/07/2017

Conclusiones del Barómetro del Alquiler Vacacional en España de HomeAway

Compartir |


HomeAway ha presentado el IV Barómetro del Alquiler Vacacional en España con el objetivo de aportar datos fiables que ayuden a mejorar el conocimiento del sector. La novedad de esta cuarta edición del estudio es que ofrece la comparativa respecto al estudio elaborado en 2015.


Entre sus principales conclusiones, destaca que, en los dos últimos 2 años, la vivienda turística ha sido utilizada en más de 22 millones de viajes, un total de 4,5 millones más que en 2015: 18,9 millones por parte de viajeros que también se alojan en hoteles (frente a los 14,4 millones de viajes realizados en 2015) y 3,1 millones por usuarios sólo de vivienda turística (frente a los 3,2 millones de viajes realizados por este tipo de usuarios en 2015).

En el acto de presentación del Barómetro a los medios, estuvieron presentes el Director General para el Sur de Europa de HomeAway, Juan Carlos Fernández Pérez – Crespo, el Catedrático de la Universidad de Salamanca (USAL), el director del estudio, Pablo Antonio Muñoz y Joseba Cortázar, Senior PR Manager del Grupo HomeAway en España.

Con estos datos, el estudio también concluye que la vivienda turística aumenta su peso en España frente a otros alojamientos tradicionales (hoteles, casas rurales…etc.), puesto que de los residentes en España que contratan vivienda turística por ocio, el 84% contrata tanto una como otra modalidad (vivienda turística y hotel) mientras que el 16% solo utiliza vivienda turística. De hecho, el uso de este tipo de alojamiento ha aumentado en España en 6 puntos porcentuales en los últimos dos años: del 27% al 33%.

Comparado a hace dos años, la tendencia es viajar más veces, pero reduciendo la estancia media. De acuerdo a la cuarta edición del informe, el número de viajes realizados en estos dos últimos años por usuarios de vivienda turística ha sido mayor (6,4) que el de los hoteles (5,7), situación que ya se apreciaba en 2015. Los que simultanean ambas modalidades de alojamiento hacen un mayor número de viajes (7,0) que los que utilizan en exclusiva hoteles (5,0) o vivienda turística (3,7).

No obstante, quienes se alojan exclusivamente en una vivienda turística contratan un mayor número de noches (5,5) que los que se alojan en hotel (3,3) y son los usuarios de vivienda vacacional los que optan por una mayor duración de la estancia (6,4 noches). Si se comparan estos datos con los de 2015, se constata una reducción de la estancia media con respecto a los que compartieron vivienda turística y hotel (5,8).

Respecto al número de personas que se alojan, hasta 4,1 huéspedes se alojan en una vivienda turística frente a los 2,8 de los hoteles, mientras que el número más elevado corresponde a los viajeros que solo utilizan vivienda turística (4,4).

Según el estudio 2017, los principales usuarios de las viviendas turísticas son familias (51%), 6 puntos porcentuales más respecto 2015, pero también parejas (28%), seguido de los grupos de amigos (19%), mientras que en los hoteles las parejas (52%) y familias (33%) son los clientes más habituales.

La utilización de webs especializadas en alojamientos lideran la búsqueda de información tanto si se trata de buscar una vivienda turística (63%) como si se trata de buscar un hotel (56%). Las agencias de viajes online también son una herramienta de búsqueda para el 71% de los viajeros que las consulta para una vivienda turística y el 64% que lo hace para hoteles.

Los usuarios de vivienda vacacional son más permisivos con la ubicación
El precio y la ubicación son los dos factores fundamentales que el usuario sigue buscando a la hora de elegir un alojamiento. Como novedad en 2017, Los usuarios de vivienda turística son más permisivos con la ubicación que los que se alojan en los hoteles, que dan importancia a la distancia y al tiempo invertido para llegar a los principales puntos de interés. La ubicación a 20 o menos minutos a los lugares de interés concentra el 76% de las preferencias de los usuarios de vivienda vacacional frente al 83% de los que optan por el hotel.

Después de vivir la experiencia, la disposición a recomendar el alojamiento es alta por parte de los usuarios de vivienda turística (4,3) incluso algo mayor que la de los usuarios de hoteles (4,1), superando los 4 puntos sobre 5 en ambos casos. Además, los viajeros que optan por ambos tipos de alojamiento publican un mayor número de opiniones en 2017 que en 2015 en Internet, un aumento que ha sido sensiblemente mayor en el caso de la vivienda turística (9 puntos porcentuales más) que en hoteles (3,8 puntos porcentuales más.

En cuanto a comentarios positivos, el alquiler vacacional concentra un mayor número (43% frente al 35% en 2015) mientras que los hoteles un 35% (frente al 31% hace dos años).

Las relaciones interpersonales siguen siendo un punto importante a la hora de contratar un alquiler vacacional. La conflictividad de los usuarios de ambas modalidades de alojamiento con su entorno (vecinos / huéspedes) es anecdótica y ha disminuido en relación a los valores obtenidos en 2015: 1,7% vs 2,6% en vivienda turística y 1,6% vs 2% en el caso de los hoteles. En ambos años, los valores más bajos corresponden a usuarios de sólo hoteles (1,3%) y sólo vivienda turística (1,1%). Además, los usuarios que se alojan exclusivamente en vivienda turística se sienten más integrados con los vecinos.