Coronavirus: El “fatídico asado” de la sureña provincia de Neuquén, Argentina

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, había anunciado cuarentena en su país desde el pasado 19 de marzo, para evitar la propagación del coronavirus

En un pequeño pueblo patagónico, perteneciente a la provincia de Neuquén, Argentina, el coronavirus hizo presencia en un asado de cumpleaños que se convertiría en fiesta y unos días después en una catástrofe.

Según cuenta el intendente de Loncopué, el poblado de la sureña provincia de Neuquén donde se llevó a cabo el festejo, los participantes de la celebración compartían vino y cerveza de la misma botella, lo que terminó siendo letal: unos días más adelante el cumpleañero (un hombre de 64 años de edad) resultó muerto. Según dictamen de las autoridades sanitarias, la causa de su muerte fue el coronavirus (covid-19).

Otro hombre de 68 años, que no hizo presencia en la fiesta, también murió por el virus al contraerlo de su hijo, quien sí fue partícipe presencial del festejo.

Y ese no es el único caso, a la fecha hay aproximadamente unas 30 personas vecinas de Loncopué que han dado positivo al coronavirus después del “fatídico asado”. Uno de los afectados, es una mujer de más de 60 años que se encuentra hospitalizada.  

Las autoridades competentes decretaron el aislamiento total de este pueblo de unos 6.000 habitantes, bloqueando todas las rutas de acceso, además de ordenar el cierre de los comercios.

Que sea una advertencia

El intendente de Loncopué, Walter Fonseca, dijo a las cámaras del canal de noticias A24: Esto tiene que servir de experiencia para que la gente de otras localidades entienda que esto no es una joda (broma). (-) Que si te dicen cuarentena, es cuarentena: te tenés que quedar en tu casa, no tenés que recibir visitas ni nada por el estilo”.

“Lamentamos profundamente lo que nos está sucediendo, la pérdida de nuestros vecinos”, afirmó.

Las autoridades que ordenaron el “blindaje” del pueblo el 10 de abril, anunciaron que a partir del martes 14 se flexibilizaría la medida, permitiendo a los comercios volver a abastecerse para que los habitantes pudieran acceder a comida e insumos básicos. Aun así, de comienzo, los comercios solamente pueden abrir unas 6 horas al día.

El primer paciente

En las investigaciones referente al tema, no se ha podido establecer quién fue la primera persona en llegar con el virus al pueblo, solo se especula que fue alguien durante una visita a una localidad cercana donde se registraron otras infecciones.

De lo que sí están seguros es que el “inofensivo” asado significó una de las principales fuentes de propagación del coronavirus en Loncopué.

Véase también: Restricciones de los países latinoamericanos y caribeños a causa del covid-19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *