El coronavirus, influyente en el sueño de las personas

Las medidas tomadas por los gobiernos de los diferentes países a causa del coronavirus (aislamiento, encierro, protocolos, etc.), afecta sobremanera los hábitos de las personas y el patrón del sueño es uno de ellos

Este coronavirus hace “de las suyas” involucrándose en los ciclos de sueño.

El neurólogo especialista, Hernando Pérez, del Centro de Neurología Avanzada de España, explica a los medios de comunicación los reguladores del sueño:

  • El ciclo de luz y oscuridad: Si uno de los efectos de la cuarentena es levantarse más tarde, el cerebro no medirá de forma correcta las aproximadamente doce horas de luz solar que indican que en breve será tiempo de ir a dormir.   
  • El cansancio: Durante el día el cuerpo se mantiene más activo y, cuando llega la noche, siente esa necesidad de descansar. “Pero si hacemos menos actividad física porque estamos encerrados, eso incidirá en nuestro sueño”.

Este especialista ha notado en sus consultas “un repunte del insomnio en pacientes que ya venían siendo tratados”.

Lo mismo ha notado la neuróloga especialista en sueño del Instituto del Sueño de España, Celia García-Malo, afirmando detectar un mayor número de trastornos del sueño, a través de sus servicios ofrecidos online o vía telefónica.

Ir a dormir más tarde

Los expertos antes mencionados, están tratando pacientes con un caso llamado “retraso de fase”, que hace referencia a que algún cambio en la rutina genera un trastorno en el sueño regular.

García-Malo dice: “Están sintiendo la necesidad de irse a dormir más tarde y, con ello, retrasan la hora de levantarse, con lo cual las horas de productividad tanto a nivel laboral, familiar y social, se están viendo reducidas”.

Por otro lado, otro fenómeno detectado es “el trastorno por pesadillas” que, según señala la experta, “Ocurre cuando el contenido de los sueños es muy realista, muy vívido, o porque reflejan situaciones que nos producen ansiedad. Situaciones desagradables en las que nos cuesta escapar de un sitio, hay un enfrentamiento o una pelea. Este trastorno se ve agravado cuando hay situaciones en nuestra vida diaria que aumentan nuestros niveles de estrés y ansiedad. De alguna manera nuestro subconsciente lo plasma en nuestros sueños”.

La psicóloga Patricia Barato Salvador, coordinadora de Proyectos de BH Bienestar, recomienda ser “drásticos” con todos los pensamientos negativos como “Me voy a contagiar, me van a despedir, vamos a estar un año entero en cuarentena”, ya que son ideas que generan mucho malestar y trastornan el patrón de sueño.

Barato Salvador, dentro de sus recomendaciones dice: “Vamos a establecer un momento del día, nunca de la noche, en el que vamos a dedicarnos voluntariamente a preocuparnos de aquello que nos moleste”.

Los pensamientos se silencian más fácilmente si tienen un momento en el que pueden salir. Así es que si les vamos a permitir que aparezcan en un determinado momento, el resto del día dejan de molestarnos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *